Con el transcurso de los años, la piel y en especial la piel de la cara, sufren un proceso de envejecimiento tanto interno, en las estructuras de sostén y posicionamiento de la grasa, como en su componente externo con disminución de la elasticidad y el colágeno

Necesitas Orientación?