Juliana Navia

Posoperatorio

Durante el postoperatorio, la atención se centra en torno a la valoración integral del paciente y su vigilancia continua, a fin de identificar signos y síntomas manifestados, con el fin de anticiparse a prevenir complicaciones.

Los cuidados son clave

Los cuidados son importantes ya que sin estos puede que el procedimiento fracase, estos cuidados clave incluyen el manejo hemodinámico y respiratorio, inmunosupresión, prevención de infecciones, manejo de la herida quirúrgica, control de drenajes y sondas y atención psicológica. Lo cual hace que nuestros procedimientos sean integrales. 

Este posoperatorio consiste en contemplar un lapso de tiempo de duración variable, que media desde el momento en que finaliza la intervención quirúrgica hasta que el paciente se restablece totalmente de su operación.

El posoperatorio se clasifica según la duración, el cual puede ser INMEDIATO = 24 a 48 horas o MEDIATO= 72 horas y más. Todo dependerá de las condiciones físicas del paciente y de complicaciones que se puedan presentar en medio del procedimiento, de las cuales ningún cirujano o paciente esta exento. 

Conocer cuánto tiempo debemos permanecer en del hospital o clínica es muy importante, ya que por una parte, podríamos tener que preparar algún equipaje adicional. Por otro lado, estos podrían ser costos adicionales que tengamos que asumir, por lo que conviene conocerlos de antemano.

Aunque se trate de probabilidades bajas, siempre vale la pena consultar al cirujano plástico cuáles complicaciones podrían presentarse después del procedimiento quirúrgico. Esto nos ayudará, entre otras cosas, a saber de cuáles señales de alerta, las cuales pueden ser más visibles cuando ya nos encontremos en casa, por ende es clave estar muy pendientes durante todo el proceso de la recuperación.

Como pacientes, debemos conocer la cantidad de sesiones post-operatorias a las que debemos acudir con el médico cirujano. De igual manera, saber si su costo está incluido en el precio del procedimiento. La Dra. Juliana Navia  incluye en el costo de los procedimientos que realiza 5 sesiones post operatorias, realizadas por personal altamente calificado y aparatología especializada con tecnología de punta.

Al realizarnos una cirugía plástica, el médico cirujano debe indicarnos los cuidados que debemos seguir al pie de la letra y que actividades debemos restringir para que nuestra recuperación sea efectiva.

Luego de la liposucción, para que la recuperación sea más rápida, es importante tener algunos cuidados a diario, tales como los siguientes:

  • Colocarse la faja durante, al menos, 2 días sin quitársela, para ejercer presión en la zona operada y favorecer la cicatrización de la herida;
  • Evitar la postura sentada durante mucho tiempo, en especial, en los primeros días luego de la cirugía, para no ejercer presión en la zona operada;
  • No hacer esfuerzos, como cargar peso, en los primeros 20 días luego de la liposucción, pues puede perjudicar la cicatrización de la herida;
  • Mantener el reposo, sin embargo, es posible realizar pequeñas caminatas en casa para aumentar la circulación y evitar complicaciones, en especial la trombosis venosa profunda. 

Además, se recomienda tomar los medicamentos indicados por el cirujano, como los analgésicos, que son usados para aliviar el dolor, y los antiinflamatorios, para ayudar a la reducción de la inflamación, del dolor y de la hinchazón de la herida. 

Los cuidados del posoperatorio varían de una persona a otra, por lo que, para lograr una recuperación más rápida, es importante seguir las indicaciones de la Dra. Navia. 

El dolor es el síntoma más común después de la liposucción, por lo que, para aliviar esta molestia, el médico puede indicar medicamentos analgésicos, como la dipirona, y antiinflamatorios, como el ibuprofeno, y reposo durante la primera semana. 

Asimismo, luego de 3 días de la cirugía, es importante comenzar el tratamiento con drenaje linfático para favorecer la cicatrización de la herida, disminuir la cantidad de líquidos acumulados y reducir el dolor y la hinchazón de la zona operada. El tiempo de tratamiento varía de acuerdo con la cantidad de líquidos acumulados y con la necesidad de cada persona; sin embargo, son necesarias entre 10 a 20 sesiones, las cuales pueden llevarse a cabo diariamente o en días alternados.